Project Description

Restaurante brasería,
Vuelta y Vuelta

Información del proyecto

Ubicación: Calle León XIII 1
Superficie: 100 m2
Uso: Restaurante brasería

Una de las braserías de moda de Zaragoza nos encargó el difícil e interesante reto de trasladar su idea de negocio de restauración a su fachada, que no representaba lo que hacía y como bien imaginaréis, resulta clave como reclamo de potenciales nuevos clientes. En plena Calle León XIII existe un gran tráfico de gente, y además de los clientes que van al restaurante por reseñas o por el boca a boca, resulta muy importante captar nuevos comensales con una imagen visual atractiva y acorde al establecimiento del que se trata, máxime en una zona con tanta competencia.

Producto de calidad y elaboración tradicional a la parrilla con brasas. Una idea sencilla que se reflejaba en el propio nombre del restaurante, “Vuelta y Vuelta”, y que tendríamos que trasladar a la imagen de fachada del local comercial.

Lo primero fue pensar en materiales y soluciones que reflejasen esa idea y tratar de ponerlos en relación con el interior del restaurante y lo que la propiedad quería mostrar al exterior. A esto había que sumarle una serie de hándicaps técnicos como la necesidad de una ejecución muy rápida en como mucho una semana, pues se trataba de un local comercial que tenía que estar cerrado lo mínimo e imprescindible, y por eso aprovechábamos unos días de vacaciones para completar toda la actuación.

Además teníamos que tener en cuenta que disponíamos de un cajón en fachada por tema de instalaciones que debíamos conservar e integrar en el diseño y una fachada de piedra que debíamos usar como base para revestir, sin el engorro de su retirada, limpieza de paramento y nueva solución.

Convertir los problemas en parte de la solución arquitectónica, este tenía que ser el punto de partida. Por eso decidimos que la solución pasaba por diferenciar y potenciar la volumetría del cajón sobre el revestimiento de fachada, no solo desde un punto de vista formal sino también material. A su vez, estos materiales debían hablar de la idea de negocio del restaurante y por supuesto, servir como soporte para un rótulo, que tenía que quedar integrado en su contexto.

El resultado de este trabajo, una imagen totalmente renovada para el restaurante gracias a la reforma de su fachada, y que por su materialidad y composición, transmite la calidad y cuidado de lo que se puede encontrar dentro. Y todo en un plazo récord, ¡por eso la organización y previsión son tan importantes en este tipo de reformas!

Cambio de imagen a través de la reforma de la fachada

Con toda esta información como soporte de nuestra propuesta para esta reforma de fachada de local, empleamos una cerámica de escaso espesor y refuerzo de malla como fondo de composición para el revestimiento. Con esta solución teníamos resuelta la necesaria rápida ejecución de gran parte del trabajo. La estética de estas piezas, en formato grande de 100×50 cm para buscar menos juntas, se basó en cerámica de efecto corten, oxido, que recordase a materiales férreos, fuego, tonos térreos… la idea de brasa como fondo. Incorporamos a la propuesta estética la solución técnica específica más adecuada para cada proyecto.

Para el suelo, continuamos con una cerámica antracita de acabado sutil en pizarra que potencia el protagonismo de los revestimientos pero que de igual modo realza el carácter de los materiales. También cambiamos la antigua puerta de paso por una corredera automática, mucho más práctica y estética.

Y sobre esta idea formalizar un cajón al que damos un tono antracita a juego con el suelo y sobre el que levantamos una reja metálica sin tratamiento que da volumen al frente, que sintetiza de forma clara la idea de parrilla, y sobre la que se dispone el rótulo e imagen corporativa del restaurante. Una imagen contundente que permite el juego sutil de las formas geométricas de la plantilla con la luz del rótulo.

El rótulo del local lo pensamos de forma que el peso del nombre priorizase la atención sobre cualquier otro detalle, y por eso se formalizó en letras corpóreas, que por el diseño tipográfico se resolvieron de forma continua. Pero no nos quedamos ahí, sino que retroiluminamos las letras con una tira LED controlable desde un dispositivo móvil y que permitía no solo la aplicación de un color concreto sino también la de motivos, como podía ser el fuego de una barbacoa.

Y este es el resultado de nuestra reforma de fachada para el restaurante Vuelta y Vuelta. Después de muchas propuestas y pruebas con materiales y soluciones posibles, estamos encantados con el resultado, desde un punta de vista estético pero también desde el punto de vista de la gestión y organización de plazos y gremios para logar el reto de poder ejecutar toda la obra en el plazo estipulado.

Ejemplos relacionados

Proyectos realizados